Aplicaciones web y movilidad

Está bastante claro que la gran mayoría de aplicaciones que utilizamos en nuestro día a día está dejando cada vez más el escritorio para pasar a estar online. Son en parte lo que se han venido a llamar RIAs (Rich Internet Applications), y es uno de los principales exponentes de la web2.0, o al menos el que los detractores de la web2.0 tienen menos argumentos para despreciar.

El uso (algunos dirán abuso) de técnicas tipo ajax permite tener una forma de uso que imita casi a la perfección una aplicación de escritorio. El correo web ha sido algo que casi siempre ha estado allí, pero fue Gmail que le dió la vuelta con su ajaxización.. de hecho el nuevo Hotmail permite hasta arrastrar correos de la bandeja de entrada a las carpetas que tengamos, una de estas cosas que como mínimo sorprenden la primera vez que lo ves. Si a eso le sumamos los planes de Google para competir con un Office online, y Microsoft que planea hacer lo mismo con su propio office; tenemos que la gran mayoría de usos de aplicaciones de escritorio van a estar en breve disponibles en nuestro navegador. Un par de implicaciones de esto: el sistema operativo es cada vez menos importante, el navegador lo es cada vez más, y el ordenador seguirá necesitando potencia para correr tanto javascript.

Esta migración de las aplicaciones hacia la web se asienta en la cada vez más alta penetración de internet y de conexiones de banda ancha. Cuando estamos en la oficina o en casa no hay problema para cargar un suite online, pero que pasa cuando no tenemos conexión? Cada vez hay más gente que trabaja con su portatil en sitios con conectividad limitada: aviones, trenes, aeropuertos, o sitios sin cobertura wifi o GPRS/3G; y cada vez van a haber más.

Y como se pueden combinar los dos mundos? El de las aplicaciones web y del aumento de la movilidad? De dos maneras:

– Conectividad ubicua
– Uso offline de aplicaciones web

-Conectividad ubicua, es decir, que estemos donde estemos tengamos conexión en nuestro ordenador, teléfono o PDA (GPRS/3G, Wifi, Wimax, etc..). Esta es una tendencia cada vez más clara, y cada vez existen más tecnologías que permiten estar conectados constantemente desde cualquier aparato. Ya hay portátiles que además de tener el wifi de rigor, incorporan la posibilidad de colocar un SIM de movil para conexión GPRS/3G. Con la mejora de este tipo de conexiones y las tarifas planas que cada vez serán más habituales, tenemos desde casi cualquier sitio conexiones similares a un ADSL, por una cuota no mucho más elevada, con lo que mucha gente se puede plantear dejar de tener conexiones fijas y además poder utilizarlo en cualquier desplazamiento. Juan Luis lo comentaba al hablar de la oferta de datos de Yoigo; Enrique también hablaba de un cacharro de Vodafone hace unas semanas.

– Uso offline de aplicacionss web. Esto es algo que está justo empezando pero que va a ser muy importante en un futuro cercano. Se trata de poder trabajar con apliaciones online desconectado de la red, o tener las aplicaciones web en nuestro escritorio, principalmente para casos en los que no tengamos conectividad o por si el hecho de descargarlas puede agilizar el uso de las mismas. En el fondo las aplicaciones web corren en nuestro navegador e intercambian información con un sitio remoto, pero el grueso de la aplicación es javascript o flash que se carga incialmente en nuestro navegador y se ejecuta desde allí. La idea es que sigamos pudiendo trabajar con la aplicación aunque no estemos online, y en el momento de volvernos a conectar, se sincronicen los datos de la forma más transparente posible. Si el futuro son las aplicaciones web, más vale que este tipo de alternativas funcionen para no dejarnos ‘colgados’. En esta línea, hace unos días se presentó la versión ‘unplugged’ de Socialtext, con iconito alegórico incluido. Al pulsar el botón nos descargamos la página de wiki en la que estamos y podemos seguir trabajando con ella offline. Posteriormente al volver a conectarnos se sube lo que hayamos hecho y todos tan contentos.

Quien quiere llevarse el gato al agua en este futuro de aplicaciones online de uso offline es la compañía que ha revolucionado el video en la red (no especialmente comentado pese a su importancia, pero bueno, al menos finalmente le ha encontrado un uso de Flash que no apeste). Adobe (que compró Macromedia hace unos meses) quiere que todas las apliciones online, ya sean ajax, flash u otras, puedan descargarse y utilizarse tranquilamente desconectados. Esta es una de las funcionalidades más destacadas de su plataforma Apollo, de la que hoy hablan en Techcrunch. Si yo hiciera predicciones sobre lo que se va a llevar en 2007, metería a Apollo y lo que significa en la lista sin dudarlo. Y si sumamos este concepto a las blackberrys y moviles/PDAs, ya tenemos item para la lista del 2008 o 2009.

En cualquier caso, y siguiendo con la idea la migración de practicamente todo lo que hacemos con un ordenador a su versión ‘online’, tenemos dos usos principales para estas dos maneras de trabajar continuamente online, que pueden complementarse: Por un lado la conectividad ubicua nos sirve cuando necesitamos tener acceso continuo a ‘contenidos’ generados por otros y en tiempo real; el más claro uso es el correo electrónico, pero también podemos contar el IM, buscadores o sistemas de colaboración.. Luego está el ‘contenido’ generado por nosotros mismos mediante distintos tipos de herramientas, y para eso es interesante llevar las aplicaciones de online a offline puesto que no es imprescindible estar conectados para poder generar información.

Vamos hacia un escenario always-on, tanto en el ámbito laboral como el de ocio, y pese a los intentos que están haciendo las telecos por tenernos siempre conectados, tenemos que encontrar soluciones de software ingeniosas para encontrar un punto óptimo.. puede ser interesante ver como evoluciona la cosa..

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>